miércoles, 28 de diciembre de 2011

Home » » Hablemos de... Los Nekomatas

Hablemos de... Los Nekomatas


             En la mitología japonesa encontramos una gran cantidad de seres muy curiosos, y los nekomatas son uno de los más conocidos. Estos imitan la forma humana, en especial al de la mujer. Neko significa gato

            Antes de que un gato se convierta en un nekomata, pasan a un intervalo llamado “Bakeneko”, que consiste en el proceso la división de su cola en dos partes. En el folklore japonés, cuenta que provienen de la evolución de gatos domésticos que al alcanzar la edad de 50 años ganan poderes sobrenaturales y una doble cola. Tiene características muy particulares:

·         Cuenta con dos colas.
·         1.50 mts. de altura aproximado.
·         Fuerza sobrenatural.
·         Sus poderes los relacionan con la nigromancia.
·         Se cree que pueden controlar a los muertos.


            Hubo una época en el Japón Feudal, que hubo incontables incendios en el país y se le relacionaron estos hechos a los nekomatas. Como medida para de protección, empezaron a cortarles la cola a todos los gatos para que no se convirtieran en youkai.

            Generalmente las historias de los bakenekos y nekomatas son considerados malvados, engañan a la gente para robarles o comérselos. Pero también existen antecedentes donde estos seres arriesgan su vida para salvar a sus dueños humanos, de estas historias se dice que nacieron las figuras típicas Maneki-neko.

            En nuestra saga favorita, existen dos nekomatas, Chen y Rin Kaenbyon (Orín). La primera posee la habilidad de controlar magia negra, y la segunda carga a los espíritus o cuerpos al inframundo.


Les dejare una pequeña historia de estos típicos seres mitológicos:

Esta es la historia de Tama, un nekomata cuyo propietario era un sacerdote muy pobre que vivía en un ruinoso templo en Setagaya, al oeste de Tokio. El sacerdote le dijo a Tama: Te he cuidado a pesar de mi pobreza, ¿no podrías hacer algo por este templo? Un día Naotaka, el señor del distrito de Hikone, se puso debajo de un árbol debajo del templo para evitar mojarse con la lluvia. Naotaka se dio cuenta de que había un gato que maullaba delante de la puerta del templo, llamándole. Mientras se dirigía hacia él, un rayo cayó sobre el árbol. Después del incidente, Naotaka se hizo amigo del sacerdote del templo, lo convirtió en el templo de su familia y donó grandes cantidades de dinero para repararlo. Cuando el gato Tama murió, el sacerdote le construyó una tumba, y finalmente sobre él se construyó un santuario sobre ella.
Share this games :

0 comentarios:

Publicar un comentario